Una preboda íntima, serena y profunda, como la mirada de Daniela y Frank en los Monolitos de Suesca, siempre los llevo en mi corazón.

“Bajo tu piel de nube marinera,

luz girante tu sangre silenciosa

despliega su escarlata arborecida.

Nada es mayor que tú, rosa y no rosa,

primavera sin ver la primavera:

arpegio en la garganta de la vida.”

Arturo Camacho Ramirez.

Preboda en Suesca, Los Monolitos.

Comentarios
Añade un comentario...

Gracias